Publicado el

El precio de la bombona de butano baja otro 5%, hasta los 13,17 euros

El precio de la bombona de butano baja otro 5%, hasta los 13,17 euros

Acumula un abaratamiento del 14% en 2019

El precio medio de la bombona de butano baja hoy martes un 4,98%, hasta los 13,17 euros, frente a los 13,86 euros que cuesta actualmente.

Este descenso, el tercero consecutivo, se debe, principalmente, a las aplicaciones del superávit pendiente del bimestre anteriores (7,23 céntimos de euro por kilo), que compensa la subida experimentada por el coste de las materias primas (2,9%) y fletes (22,9%), y del límite de variación máxima del 5% entre dos actualizaciones que impide que descienda aún más el precio de la bombona este bimestre.

Por tanto, se genera también un superávit de 0,7 céntimos de euro por kilogramo pendiente de aplicar en los sucesivos trimestres, indicaron a Europa Press en fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica.

Tras esta revisión, el precio máximo de la bombona de 12,5 kilogramos, una vez incluidos impuestos, registrará un descenso de 69 céntimos respecto a su precio actual.

Este es el tercer descenso consecutivo que registra el precio de la bombona de butano en lo que va de 2019, acumulando así ya una bajada del 14% desde noviembre, cuando se produjo su última subida.

En la última revisión de marzo se abarató un 4,87%, mientras que en enero cayó un 4,96%, mes en el que ponía fin a una serie de tres subidas consecutivas, tras el repunte del 4,93% que registró en noviembre y del 4,95% y del 4,9% en las revisiones de septiembre y julio, respectivamente.

El nuevo precio de la bombona de butano estará vigente durante dos meses, hasta el tercer martes del próximo mes de julio, cuando se revisará de nuevo.

El precio regulado afecta a las bombonas de butano que más conmúnmente utilizan los hogares, envases con carga igual o superior a 8 kilógramos e inferior a 20 kilos.

Por su parte, los precios de venta del GLP canalizado supondrán para un consumidor tipo (500 kg) un encarecimiento en su factura después de impuestos de un 2,1% con respecto el mes anterior.

Fuentes del Ministerio señalaron que esta subida se debe a un incremento en las materias primas, con un repunte del propano (+4,2%), compensado parcialmente con la caída del butano (-2,7%).

Además, también se ve afectado por la subida de los fletes (+32,9%) y la depreciación del euro frente al dólar (0,6%).

Publicado el

El Corte Inglés y Repsol se alían para vender electricidad y gas

El Corte Inglés y Repsol se alían para vender electricidad y gas

Los clientes de El Corte Inglés pueden contratar desde hoy la luz y el gas de Repsol, con una tarifa individualizada y descuentos en carburantes, obteniendo además un cheque canjeable en compras por valor de hasta 100 euros.

Los centros de Sanchinarro, Castellana y Alcalá de Henares, situados en la Comunidad de Madrid, cuentan con un espacio para contratar electricidad y gas de Repsol.

Repsol y El Corte Inglés, aliados estratégicos desde hace más de 20 años, han firmado un nuevo acuerdo por el que la compañía energética ofertará electricidad y gas a clientes de la cadena de grandes almacenes, referente del comercio en España. Además, la app de Repsol denominada Waylet podrá utilizarse en los centros de El Corte Inglés como forma de pago desde mediados de junio, con ventajas exclusivas para sus usuarios.

Los consejeros delegados de Repsol y El Corte Inglés, Josu Jon Imaz y Víctor del Pozo, respectivamente, han firmado este convenio, que amplía y refuerza la alianza estratégica de ambos grupos.

En virtud de este acuerdo, los clientes de El Corte Inglés pueden contratar desde hoy la luz y el gas con el Grupo Repsol, con una tarifa competitiva e individualizada y descuentos en carburantes, a los que se añade un cheque de El Corte Inglés de hasta 100 euros, canjeable en cualquiera de sus comercios.

Además, los centros de Sanchinarro, Castellana y Alcalá de Henares, situados en la Comunidad de Madrid, cuentan desde hoy con un espacio para contratar la electricidad y el gas de Repsol. La compañía energética lanzó el pasado mes de noviembre su filial Repsol Electricidad y Gas, que a finales de febrero contaba con 810.000 clientes.

Esta oferta promocional de electricidad y gas se ampliará a mediados de junio a todos los clientes que cuenten con la tarjeta de El Corte Inglés, que en la actualidad superan los 11 millones. Asimismo, Repsol también lanzará a mediados de abril una oferta de electricidad y gas a los más de 90.000 empleados de El Corte Inglés.

Josu Jon Imaz ha destacado que el acuerdo “refuerza el objetivo de Repsol de mantener a los clientes en el centro de nuestra estrategia, con una visión innovadora, ofreciéndoles los servicios que necesitan y acercándoles nuestra oferta multienergía”, para lo que es una gran ventaja “contar con la colaboración de referentes de prestigio como El Corte Inglés”.

Por su parte, Víctor del Pozo ha señalado que “este acuerdo es un paso más dentro de nuestra política de servicio y atención al cliente, algo que siempre ha caracterizado a El Corte Inglés. Queremos ofrecer a nuestros clientes todo aquello que puedan necesitar o que les pueda facilitar la vida, ya sean productos, servicios o experiencias. Y para ello, contamos con aliados de referencia como Repsol”.

Promociones para los usuarios de Waylet

Gracias a este acuerdo, la aplicación de pago mediante teléfono móvil Waylet podrá utilizarse, desde mediados de junio, en los centros de El Corte Inglés. Los clientes que utilicen esta app tendrán promociones y descuentos exclusivos en secciones específicas y grandes marcas.

En la actualidad, cerca de un millón de personas se han registrado en Waylet, que incorpora lo último en innovación tecnológica y permite pagar con el móvil en las estaciones de servicio de Repsol, así como en 2.400 comercios vinculados.

La tarjeta de compra de El Corte Inglés ya puede utilizarse en las estaciones de servicio de la red de Repsol y sus usuarios acumulan el 4% del importe total para compras en El Corte Inglés, Hipercor, Supercor y Supercor Express. Desde hace un año está integrada en Waylet, de forma que los usuarios que disponen de esta tarjeta tienen la opción de pagar con la app, con las mismas ventajas, en las estaciones de servicio de Repsol, Campsa y Petronor.

Repsol: proveedor energético de El Corte Inglés

Por otra parte, Repsol Electricidad y Gas ha ganado uno de los concursos de suministro eléctrico convocado por el grupo de distribución. Con ello, se convierte en el principal proveedor energético de El Corte Inglés por número de establecimientos. En concreto, suministrará 21.600 MWh anuales a un total de 540 emplazamientos del Grupo durante dos años, periodo que se iniciará el próximo 1 de abril. La electricidad suministrada procederá de fuentes de generación renovable. Además, desde el pasado 1 de marzo y por un periodo de un año, la filial de Repsol suministra gas a 23 inmuebles del grupo de distribución, por el equivalente a 13.900 MWh/año.

Estas adjudicaciones consolidan a Repsol Electricidad y Gas como una de las principales compañías de electricidad y gas de España. Tras la incorporación de activos de Viesgo y su comercializadora, Repsol avanzó en la consecución de los ambiciosos objetivos que la compañía se ha marcado para el desarrollo de un negocio operado de bajas emisiones en el sector eléctrico.

Alianza estratégica

Repsol y El Corte Inglés colaboran desde hace más de 20 años con distintas iniciativas, como la gestión compartida de estaciones de servicio a través de su sociedad conjunta Gespevesa, y ambas compañías mantienen una política de promociones y ofertas cruzadas para beneficio de sus clientes.

Ambas empresas están creando la mayor red de tiendas de proximidad y conveniencia de España en las estaciones de servicio de la compañía energética bajo la marca ‘Supercor Stop&Go’.  Actualmente, ya son más de 150 las tiendas bajo esta enseña y está previsto concluir el año 2019 con otras 200 más.

El Corte Inglés es la central de compras de la red de estaciones de servicio de Repsol, a cuya disposición pone un surtido de más de 35.000 referencias de alimentación, productos gourmet, bebidas, etc.; y más de 60.000 de no alimentación (ocio, complementos…), y su gran conocimiento en el sector.

Publicado el Deja un comentario

El gas natural, una bomba de relojería bajo nuestros pies

El gas natural es un combustible  peligroso, caro, contaminante e innecesario, que además está bloqueando  la implantación de las energía renovables. Por estas razones, Ecologistas en Acción pide a la ciudadanía que no hagan contratos de gas.

Al menos tres personas —dos bomberos y una ciudadana española— han muerto y decenas han resultado heridas por una fuerte explosión el pasado sábado 12 de enero en el centro de París. La causa del suceso fue una fuga de gas natural.

Protesta realizada en Bajo de Guía (Doñana) en julio de 2017

El metano, componente principal del gas natural, es una sustancia altamente explosiva que ha provocado más de 1120 muertos en España desde que empezó a instalarse en los años 70. No parece haber un registro de accidentes, pero éstos se siguen produciendo: en mayo del año pasado la empresa Gas Natural fue condenada por una explosión que causó 5 muertos en Tarragona. En septiembre de 2017 un accidente en Barcelona causó un muerto y 17 heridos. En abril de ese mismo año un escape de gas junto a una gasolinera provocó el pánico en Chipiona. Sevilla y Cazorla, son otras localidades donde se han producido también incidentes semejantes recientemente.

Es la extensa red de tuberías subterráneas que existen en cada vez más poblaciones, lo que hace más probable las fugas de gas y las eventuales explosiones. Este es el caso de Sanlúcar, donde las obras de canalización del gas natural llevan ya 3 años. La autorización para dichas obras fue concedida por la Junta de Andalucía en 2004 sin información ni consulta previa a la ciudadanía. En Sanlúcar, Rota, Chipiona y probablemente muchas más localidades españolas se está produciendo esta fiebre del gas. Unas pocas empresas multinacionales con espíritu especulador están llenando el subsuelo urbano de bolsas de gas: una auténtica bomba de relojería con el beneplácito de los gobiernos municipales.

No solo se colocan tuberías, sino que también se construyen enormes infraestructuras como los almacenes subterráneos de Doñana y El Castor o depósitos para regasificar el gas licuado que llega en barcos como el del puerto de Huelva. Todas esas infraestructuras son caras (el precio del gas en España es de los más altos de Europa), peligrosas e innecesarias. Tienen una vida útil de varias décadas. Pero quedarán obsoletas en mucho menos tiempo si es que queremos contener las peores consecuencias del Cambio Climático.

El gas natural es un combustible fósil no renovable y contaminante. Al quemarlo produce mucho dióxido de carbono (aunque aproximadamente la mitad que el carbón) y algo de óxido de nitrógeno. El primero es el gas de efecto invernadero más abundante y el mayor responsable del calentamiento del clima. El segundo es una gas tóxico al respirarlo. Pero además, y esto es un punto decisivo, la extracción y transporte de gas natural produce importantísimas fugas de metano que, a diferencia del butano, tiene un poder de calentamiento climático (efecto invernadero) 86 veces mayor que el del CO2.

“El gas no es solución” es el nombre de una plataforma formada por una treintena de organizaciones sociales españolas (entre las que se encuentran la plataforma “Salvemos Doñana”, Ecologistas en Acción, Greenpeace y WWF-Adena) que alertan sobre el bloqueo y retraso en el desarrollo de las energías renovables (solar y eólica) provocadas por esta fiebre del gas que profundiza en un modelo perverso que produce pobreza energética y destrucción natural.

Existe un consenso científico de que para evitar un Cambio Climático desastroso para la humanidad debemos dejar en el subsuelo la mayor parte de los combustibles fósiles y que de manera urgente debemos cambiar a un nuevo modelo energético más democrático, descentralizado y basado en las energías renovables, el ahorro y la eficiencia.

Por ello, desde Ecologistas en Acción apelamos a la ciudadanía de Sanlúcar para que no hagan contratos de gas natural y sigan con las bombonas de butano, más baratas, más seguras y compatibles con la energía solar térmica que debería ser nuestra mejor opción de futuro individual y colectivamente. Y estar preparados para instalar placas fotovoltaicas cuando se apruebe la próxima normativa que permitirá inyectar en la red nuestra propia electricidad de origen solar y doméstica.

Ni en Doñana ni en Sanlúcar, ¡Gas fósil, No gracias!

Publicado el

La fiscal pide cárcel para un falso revisor del gas que estafó 4.000 euros en Vigo y Nigrán

falso revisor del gas repsol en vigo

Se enfrenta a 3 años de prisión por engañar a diez vecinos al simular que trabajaba en Repsol

Más de 4.000 euros estafados a una decena de vecinos de Vigo y Nigrán haciéndose pasar por una empresa contratada por Repsol o Gas Natural para realizar falsas revisiones de gas. Por la presunta comisión de estos hechos, la Fiscalía sentará en el banquillo a una vecino de la urbe olívica a que acusado de un delito continuado de estafa y para el que reclama tres años de prisión y el pago de indemnizaciones a los afectados. El juicio, señalado en el Juzgado de lo Penal 1 de Vigo, se suspendió.

El representante del Ministerio Público aplica en su petición de condena la agravante de abuso de superioridad al engañar, en la gran mayoría de los casos y siempre según el escrito de calificaciones de la fiscal, a personas de avanzada edad, una de ellas dependiente incluso de una máquina de oxígeno para poder respirar. El varón, según este mismo escrito, valiéndose “de otras empresas que al parecer trabajaban para su sociedad” aparentaba ser contratado por Gas Natural o Repsol para efectuar revisiones y mantenimiento de instalaciones “pese a no ser cierto”. Actuó en 10 viviendas durante casi un año.

Su modus operandi era similar: llamaba a las víctimas diciéndoles que su revisión estaba a punto de caducar y concertaba una hora para el trabajo. Cuando llegaba a las viviendas, realizaba el trabajo estipulado y requería el pago a los propietarios de la vivienda. En todas sus estafas, entregaba facturas así como un contrato de mantenimiento.